AR

BE

BG

BN

BS

CA

CS

DE

EL

EM

EN

EO

ES

ET

FA

FI

FR

HE

HR

HU

ID

IT

JA

KA

KN

KO

LT

LV

MR

NL

NN

PA

PL

PT

PX

RO

RU

SK

SR

SV

UK

VI

ZH

Las pausas son importantes para el éxito del aprendizaje

El que busca un aprendizaje eficaz debería descansar con frecuencia. Esta es una conclusión a la que han llegado nuevos estudios científicos. Los científicos han investigado las fases del aprendizaje. Para ello han simulado distintas situaciones propias del proceso de aprendizaje. Asimilamos la información en pequeñas porciones. Por eso no deberíamos aprender demasiado de una vez. Entre unidad didáctica y unidad didáctica deberíamos hacer siempre una pausa. El éxito de todo aprendizaje depende también de procesos de naturaleza bioquímica. Tales procesos tienen lugar en el cerebro. Y condicionan un óptimo ritmo de aprendizaje. Cuando aprendemos algo nuevo nuestro cerebro segrega ciertas sustancias. Estas sustancias influyen en la actividad de nuestras células cerebrales. Hay dos enzimas particularmente importantes en este proceso, que son liberadas cuando aprendemos nuevos contenidos. Pero no se segregan juntas. Su acción está separada cronológicamente. Pero resulta que cuando mejor aprendemos es cuando ambas enzimas se presentan al mismo tiempo. Y nuestro aprendizaje incrementa su eficacia si hacemos descansos frecuentes. Lo más recomendable es variar la duración de nuestros tiempos de aprendizaje. La duración de los descansos también debe ser diferente. Lo ideal sería hacer dos pausas de diez minutos al principio. A continuación una pausa de cinco minutos. Luego un descanso de treinta minutos. Durante las pausas nuestro cerebro asimila mejor la información. Es preciso abandonar el lugar de estudio en cada descanso. También es bueno moverse durante las pausas. ¡Aprovecha para dar pequeños paseos entre los períodos de estudio! Y no tengas remordimientos: ¡estás aprendiendo mientras paseas!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2018. All rights reserved.