egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Los bebés pueden aprender reglas gramaticales

Los niños crecen muy deprisa. ¡Y también aprenden muy rápido! Todavía no se ha investigado cómo aprenden los niños. El proceso de aprendizaje tiene lugar automáticamente. Los niños no se dan cuenta de que están aprendiendo. Y, sin embargo, cada día que pasa son capaces de hacer más cosas. Esto es evidente en el caso del idioma. En su primer mes de vida los bebés solo saben berrear. Con unos pocos meses pueden pronunciar palabras cortas. Basándose en estas palabras llegan a construir frases. A partir de cierto momento, los niños hablan su lengua materna. Por desgracia, con las personas mayores esto no sucede así. Para aprender necesitan libros u otro tipo de material. Solo así pueden conocer, por ejemplo, las reglas gramaticales. ¡Los bebés, en cambio, ya a los cuatro meses están aprendiendo gramática! Unos científicos enseñaron a bebés alemanes reglas gramaticales de otras lenguas. Les recitaron en voz alta frases en italiano. Las frases eran portadoras de estructuras sintácticas precisas. Los bebés escucharon las frases correctas durante un tiempo estimado de un cuarto de hora. A continuación, se les volvió a recitar nuevas frases. Esta vez, sin embargo, algunas de las frases no eran correctas. Se midieron las ondas cerebrales de los bebés mientras escuchaban las frases. Los investigadores pudieron conocer así la reacción de su cerebro ante las frases. ¡Y descubrieron que los bebés reaccionaban de forma distinta! Aunque aprendieron las frases en muy poco tiempo, eran capaces de detectar los errores. Por supuesto, los bebés no sabían por qué las frases eran incorrectas. Se orientaban solamente por los modelos recitados. Pero esto es suficiente para aprender un idioma- al menos si eres un bebé...

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.