egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Aprendizaje y lectura

El aprendizaje y la lectura están interconectados. Por supuesto, esto es especialmente cierto en el aprendizaje de lenguas extranjeras. Si se desea aprender una lengua nueva, es necesario leer mucho. Leyendo literatura en otro idioma asimilamos frases enteras. De este modo, el cerebro puede aprender léxico y gramática dentro de un contexto. Esto nos ayuda a retener los contenidos nuevos. Nuestra memoria tiene muchísimas más dificultades para aprender palabras de forma aislada. Al leer aprendemos el significado que las palabras pueden tener. Así desarrollamos un cierto gusto por el nuevo idioma. Evidentemente, la literatura en el nuevo idioma no debe ser muy complicada. Relatos recientes o novelas policiacas suelen ser muy entretenidos. Los periódicos tienen la ventaja de ser siempre muy actuales. También los libros infantiles o los cómics resultan muy apropiados para el aprendizaje. Las imágenes facilitan la comprensión del nuevo idioma. Lo de menos es qué tipo de literatura se escoja -¡lo único que importa es que sea entretenida! Eso significa que deben pasar muchas cosas en el relato para que el lenguaje sea variado. Si no encuentras nada apropiado, puedes utilizar libros de texto específicos. Existen muchos libros con textos sencillos para principiantes. Es importante estar siempre acompañado de un diccionario a la hora de leer. Y si no comprendes una palabra debes buscarla enseguida. Durante la lectura nuestro cerebro se muestra activo y aprende la nueva información muy rápido. Todas las palabras desconocidas se deben incluir en un fichero. Así las podemos repetir y memorizar. También sirve de ayuda colorear las palabras del texto que nos son desconocidas. De esta forma las reconoceremos enseguida en ulteriores ocasiones. Quien lee diariamente textos en una lengua hace grandes progresos muy rápidamente. Puesto que nuestro cerebro pronto aprende a imitar el nuevo idioma. Puede ocurrir incluso que en algún momento empecemos ya a pensar también en esa lengua…

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.