egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Cómo aprende el cerebro nuevas palabras

Cuando aprendemos un léxico nuevo nuestro cerebro almacena nuevo contenido. Pero el aprendizaje sólo es posible a través de una repetición continua. La capacidad de almacenamiento de nuestro cerebro depende de múltiples factores, pero el más importante consiste en la repetición de las palabras en forma regular. Solo aquellos términos que leemos o escribimos muchas veces se quedan grabados. Se podría decir que las palabras se archivan como si fueran imágenes. Este principio del aprendizaje también es válido en el caso de los primates. Los primates pueden aprender a "leer" palabras si las ven de forma repetida. Aunque no entiendan la palabra, sí reconocen su forma. Para hablar con soltura un idioma necesitamos una gran cantidad de palabras. Por esta razón, debemos organizar bien el vocabulario, porque nuestra memoria funciona como un archivo. Para encontrar rápidamente una palabra tenemos que saber primero dónde buscarla. Por eso, siempre es mejor aprender las palabras dentro de un contexto. Así, nuestra memoria puede abrir en cada ocasión el archivo correcto. Sin embargo, incluso lo que aprendemos puede ser olvidado. En tales casos, los conocimientos se mueven desde la memoria activa a la pasiva. Olvidar significa que nos deshacemos de información que no necesitamos. Así nuestro cerebro consigue más espacio para cosas más importantes. Por eso es fundamental activar nuestros conocimientos de manera regular. Pero lo que ha pasado a la memoria pasiva no se pierde para siempre. Cuando vemos una palabra olvidada la recordamos de nuevo. Lo que aprendimos una vez, lo aprendemos una segunda mucho más rápidamente Si una persona quiere incrementar su vocabulario, entonces debería incrementar sus hobbies. Porque cada uno de nosotros tiene intereses particulares. Por eso, la mayoría de las veces ocupamos nuestro tiempo con las mismas cosas. Pero una lengua está formada por muchos campos semánticos diferentes. ¡Y una persona interesada en temas de política debería leer de vez en cuando la prensa deportiva!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.