egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

La lengua materna es siempre la lengua más importante

Nuestra la lengua materna es la primera lengua que aprendemos. El aprendizaje es inconsciente: no nos damos cuenta de que se produce. La mayoría de las personas tienen una sola lengua materna. El resto de idiomas son estudiados como lenguas extranjeras. Evidentemente, también hay individuos que se crían en un entorno plurilingüe. Aunque, en la mayoría de los casos, se trata de personas con un dominio diferente de cada idioma. Muchas veces, además, los propios idiomas son utilizados de forma diferente. Una lengua, por ejemplo, puede utilizarse en el trabajo. Otra, en cambio, en el entorno familiar. Lo bien que hablemos una lengua está condicionado por múltiples factores. Si la aprendemos cuando todavía somo niños pequeños, entonces nuestro dominio sobre ella será mayor. Nuestras áreas lingüísticas trabajan de forma más efectiva durante esos años. También es importante que hablemos la lengua con frecuencia. Cuanto más a menudo la usemos, sin duda mejor la vamos a hablar. Sin embargo, los investigadores piensan que un individuo nunca llega a hablar igual de bien dos lenguas diferentes. Uno de los idiomas se impone siempre como el principal. Algunos experimentos parecen confirmar esta hipótesis. Durante un experimento realizó un estudio con varias personas. Una parte de los sujetos hablaban dos lenguas con soltura. Eran hablantes nativos de chino con el inglés como segunda lengua. La otra mitad de los hablantes hablaba solo inglés. Los sujetos debían resolver tareas sencillas en inglés. Mientras lo hacían se medía su actividad cerebral. ¡Y se registraron diferencias en los cerebros de las personas que se sometieron al estudio! En las personas bilingües había una zona del cerebro especialmente activa. En cambio, esta región no mostraba ninguna actividad en las personas que solo hablaban una lengua. Los sujetos de ambos grupos resolvieron las tareas igual de rápido y bien. Pero los hablantes chinos traducían todo a su lengua materna…

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.