egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Genios lingüísticos

La mayor parte de las personas se alegran si llegan a hablar una lengua que no es la suya. Pero en el mundo existen personas que dominan más de 70 idiomas. Personas que hablan fluidamente y escriben de forma correcta todos esos idiomas. Los podemos denominar con el apelativo de hiperpolíglotas. El fenómeno de la poliglotía se conoce desde hace siglos. Existen múltiples informes y relatos sobre personas con semejante talento. De dónde les viene esa capacidad, sin embargo, no ha podido establecerse hasta ahora con exactitud. En el ámbito científico coexisten diversas teorías. Algunos piensan que el cerebro de los políglotas tiene una estructura diferente. Esta diferencia es especialmente detectable en el área de Broca. En esta zona cerebral tiene lugar la producción del habla. En el caso de los políglotas, el tejido celular de esta zona es diferente. Es posible que esa sea la causa de su mayor capacidad a la hora de procesar la información. Ahora bien, faltan todavía estudios que puedan confirmar esta teoría. Quizá lo fundamental en el aprendizaje de idiomas tan solo sea una motivación especial. Los niños aprenden de otros niños una lengua extranjera a una velocidad asombrosa. Esto sucede porque quieren integrarse en el juego. Desean formar parte del grupo y comunicarse con el resto. El éxito de su aprendizaje depende en este caso de su deseo de integración. Otra teoría dice que la masa cerebral aumenta con el aprendizaje. Por eso, cuanto más aprendemos, más fácil se vuelve el propio proceso de aprendizaje. Por otra parte, está claro que los idiomas parecidos se aprenden con mayor facilidad. Si se habla danés, entonces seguramente se aprenderá sueco o noruego con rapidez. Todavía existen muchas preguntas sin respuesta. Lo que es seguro, sin embargo, es que la inteligencia no es lo más relevante. Hay hombres y mujeres que, sin ser demasiado inteligentes, hablan muchos idiomas. Y, además, incluso los genios lingüísticos necesitan mucha disciplina. Lo cual no deja de ser un pequeño consuelo, ¿verdad?

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.