belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

El desarrollo del lenguaje

Está claro por qué hablamos unos con otros. Queremos intercambiar ideas y entendernos con nuestros semejantes. Lo que no es tan evidente es la respuesta a la pregunta acerca de cómo se originó el lenguaje. Acerca de esto existen teorías diferentes. Pero de lo que no hay duda es de que el lenguaje es una cosa antigua. Condición sine qua non para la aparición del habla fue el desarrollo de ciertas características físicas. Dichas características fueron necesarias para poder emitir sonidos. Ya los neandertales tenían la capacidad de emplear su voz. Esto los diferenciaba de los animales. Una voz fuerte y firme resultaba fundamental para defenderse. Con ella se podía amenazar o asustar a los enemigos. En esa época ya se elaboraban herramientas y el fuego había sido descubierto. Estos conocimientos tenían que ser transmitidos de algún modo. Ciertamente, el lenguaje era también importante para los cazadores en grupos. Una forma sencilla de entendimiento existía ya hace dos millones de años. Los primeros elementos lingüísticos eran signos y gestos. Pero los hombres querían entenderse también en medio de la oscuridad. Además, tenían que poder hablar entre sí sin tener que mirarse. Así fue como se desarrolló la voz, reemplazando los gestos. El lenguaje, en el sentido que tiene para nosotros hoy, cuenta al menos con 50.000 años de edad. Cuando el Homo sapiens abandonó África se dispersó por el mundo. Las lenguas empezaron a divergir unas de otras en las diferentes áreas geográficas. Así se originaron diferentes familias lingüísticas, aunque por entonces no contenían más que los fundamentos de los ulteriores sistemas lingüísticos. Las primeras lenguas eran, en efecto, mucho menos complejas que los idiomas actuales. Las lenguas evolucionaron a través del desarrollo conjunto de gramática, fonética y semántica. Se podría afirmar, en esa línea, que los distintos idiomas representan distintas soluciones. Pero el problema fue y sigue siendo el mismo: ¿cómo hacer visible lo que pienso?

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2014. All rights reserved.