egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Lenguaje y publicidad

La publicidad representa una forma específica de comunicación. Busca establecer un contacto entre productores y consumidores. Como otras formas de comunicación, tiene una larga historia a sus espaldas. Políticos o tabernas ya se anunciaban en la Antigüedad. La lengua de la publicidad se vale de particulares elementos de la retórica pues tiene un fin concreto, esto significa que se trata de una comunicación planificada. Tiene que recabar nuestra atención, tiene que despertar nuestro interés. Sobre todo, debe incitar en nosotros el deseo de comprar el producto. En consecuencia, el lenguaje de la publicidad es casi siempre muy simple. Utiliza pocas palabras y eslóganes sencillos. Pues nuestro cerebro debe poder retener sin problemas el contenido. Es común el uso de cierto tipo de palabras como adjetivos y superlativos. Palabras que describen el objeto en cuestión como especialmente beneficioso. Por eso, en la mayoría de los casos, la lengua publicitaria es muy positiva. Es interesante hacer notar que el lenguaje publicitario está influido siempre por la cultura. Esto significa que la lengua de la publicidad nos cuenta muchas cosas acerca de una sociedad. En muchos países predominan hoy conceptos como la belleza o la juventud. También términos como "futuro" o "seguridad" aparecen reiteradamente. En las sociedades occidentales es muy habitual emplear el inglés como lengua publicitaria. El inglés se considera moderno e internacional. Por esa razón se lo considera un idioma apropiado para los productos tecnológicos. Cuando se trata de transmitir goce o pasión se recurre también a palabras de las lenguas romances. Se usan de forma destacada con productos de alimentación y cosméticos. Quien utiliza términos dialectales busca enfatizar valores como la patria natal y la tradición. Los nombres de los productos son a menudo neologismos, esto es, palabras de nueva acuñación. La mayoría no tienen ningún significado, solo un sonido agradable, aunque algunos nombres de productos pueden llegar a hacer carrera El nombre de una aspiradora incluso ha dado lugar a un verbo propio - ¡to hoover!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.