egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

La gramática previene las mentiras

Cada idioma posee sus propias singularidades. Aunque hay algunos con particularidades que los hacen únicos en todo el mundo. Dentro de este grupo se encuentra el trio. El trio es una lengua de nativos de Sudamérica. Lo hablan cerca de 2.000 personas en Brasil y Surinam, . Es la gramática lo que hace de esta lengua un caso único, ya que fuerza a los hablantes a decir siempre la verdad. El responsable de esto es un sufijo llamado "frustrativo". En el idioma trio, este sufijo se añade a los verbos. Con él se revela el grado de veracidad de una oración. Un sencillo ejemplo nos mostrará su funcionamiento exacto. Tomemos la oración El niño fue al colegio. En trio, el hablante debe añadir un determinado sufijo al verbo. Gracias a este sufijo, el hablante puede informar si él mismo ha visto al niño. Pero también puede expresar que él solo sabe que el niño fue al colegio porque otros se lo dijeron. O incluso, a través del prefijo, el hablante puede dar a entender que él sabe que lo que está diciendo es una mentira. Así, el hablante se ve obligado a tener que comprometerse acerca del grado de veracidad de la información que está expresando. En resumen, tiene que informar al resto cuánta verdad cree él mismo que hay en su declaración. De manera que no puede mantener un secreto ni ocultar información. Si un hablante de trio omite el sufijo, se lo tiene por mentiroso. La lengua oficial de Surinam es el neerlandés. Las traducciones de neerlandés a trio son bastante problemáticas porque la mayoría de los idiomas son mucho menos precisos que el trio. Le dejan al hablante la posibilidad de ser ambiguo. Por eso los intérpretes no siempre prestan atención al grado de compromiso del hablante con la veracidad de sus propias palabras. Por todo esto, la comunicación con los hablantes de trio se torna difícil. ¿No sería útil la existencia del frustrativo en las otras lenguas? Y no solo en el lenguaje de los políticos…

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.