belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Las lenguas germánicas

Las lenguas germánicas pertenecen a la familia de lenguas indoeuropeas. Este grupo lingüístico se caracteriza por sus rasgos fonológicos. Diferencias fonéticas distinguen estas lenguas de las demás. Hay cerca de quince lenguas germánicas. Representan la lengua natal de 500 millones de personas en el mundo. El número exacto de lenguas es difícil de establecer. No siempre está claro si se trata de una lengua propia o solo de un dialecto. La lengua germánica más importante es el inglés. En total cuenta con 350 millones de hablantes nativos. Le siguen el alemán y el neerlandés. Las lenguas germánicas se clasifican en diferentes grupos. Así, tenemos el germánico nórdico, el germánico occidental y el germánico oriental. El germánico nórdico se corresponde con las lenguas escandinavas. Inglés, alemán y neerlandés son lenguas germánicas occidentales. Todas las lenguas del germánico oriental desaparecieron. A esta rama pertenecía, por ejemplo, el gótico. La colonización ha propagado las lenguas germánicas por todo el planeta. Así, el neerlandés se entiende en algunos lugares del Caribe y en Sudáfrica. Todas lan lenguas germánicas provienen de una raíz común. Pero no es seguro que existiese un proto-germánico de características lingüísticas uniformes. Además sólo se conservan muy pocos textos de antiguo germánico. Al contrario de lo que sucede con las lenguas romances, las fuentes son escasas. Por esta razón, los estudios sobre las lenguas germánicas deben hacer frente a mayores dificultades. Tampoco es demasiado lo que sabemos acerca de los pueblos germánicos. Los pueblos germánicos no formaban una unidad. Tampoco poseían una identidad común. Por eso, la ciencia debe recurrir a fuentes ajenas. ¡Sin los griegos y los romanos sabríamos muy poco acerca de los pueblos germánicos!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2014. All rights reserved.