egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Lenguas románicas o romances

700 millones de personas tienen una lengua románica como lengua natal. Así pues, el grupo de lenguas románicas es uno de las más importantes de todo el mundo. Las lenguas románicas pertenecen a la familia lingüística indoeuropea. Todos los idiomas romances tienen su origen en el latín. Es decir: son descendientes de la lengua de la Antigua Roma. La base de todas las lenguas románicas fue el latín vulgar. Por tal se entiende el latín hablado durante la Antigüedad tardía. El latín vulgar se extendió por toda Europa gracias a las conquistas romanas. A partir de él se generaron los idiomas y dialectos romances. El latín mismo es una lengua itálica. En total, hay aproximadamente quince lenguas románicas. El número exacto es difícil de determinar. Muchas veces es difícil decidir si nos hallamos ante una lengua o un dialecto. Algunas lenguas románicas han desaparecido con el curso del tiempo. Pero también han aparecido otros nuevos idiomas de filiación románica. Son las lenguas criollas. Actualmente, el español es la lengua románica con mayor presencia en el mundo. Tiene más de 380 millones de hablantes a lo largo y ancho del planeta. Los idiomas romances son muy interesantes para los científicos, puesto que la historia de este grupo lingüístico está bien documentada. Desde hace 2.500 años existen textos latinos o románicos. Basándose en los textos, los lingüistas investigan la gestación de las lenguas particulares. Así se pueden estudiar las reglas que explican el desarrollo de las lenguas. Muchas de las conclusiones obtenidas pueden extrapolarse a otras lenguas. La gramática de las lenguas románicas está construida de forma análoga. Pero sobre todo el vocabulario de todas ellas es muy semejante. Si se habla una lengua románica se puede aprender otra con relativa facilidad. ¡Gracias, latín!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.