belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Aprendizaje precoz

Los idiomas extranjeros son cada vez más importantes en nuestros días. También en el ámbito laboral. En consecuencia, el número de personas que aprenden una lengua extranjera no deja de crecer. También son muchos los padres que desean que sus hijos aprendan otros idiomas. Lo mejor es empezar a una edad temprana. Ya existen por todo el mundo numerosas escuelas primarias internacionales. También las guarderías con educación multilingüe son cada vez más populares. El aprendizaje precoz ofrece muchas ventajas. Favorece el desarrollo de nuestro cerebro. Hasta el cuarto año de vida se forman en el cerebro estructuras vinculadas a las lenguas. Esta red neuronal nos ayuda en nuestro aprendizaje. Después de esta edad, las nuevas estructuras se forman con mayor dificultad. Los niños mayores y los adultos tienen más problemas para aprender idiomas. Por eso debemos estimular el desarrollo de nuestro cerebro cuanto antes. Dicho brevemento: cuanto más jóvenes, mejor. Sin embargo, hay personas que critican el aprendizaje precoz. Estas personas consideran que el plurilingüismo supone una exigencia demasiado grande para los niños pequeños. Además, según ellos existe el peligro de los niños no aprendan ninguna lengua correctamente. Estas preocupaciones son infundadas desde la perspectiva estrictamente científica. La mayoría de los lingüistas y neurobiólogos son optimistas. Sus investigaciones sobre esta cuestión aportan resultados positivos, empezando por el hecho de que, en general, los niños se divierten en las clases de idiomas. Y: cuando los niños aprenden una lengua, reflexionan también sobre el lenguaje. De manera que aprendiendo una lengua extranjera conocen mejor su propio idioma. Los niños aprovecharán estos conocimientos lingüísticos el resto de su vida. Es incluso probable que lo mejor sea empezar con las lenguas más difíciles, puesto que el cerebro de los niños aprende de forma rápida e intuitiva. ¡Y no le importa si lo que se registra es hello, ciao o néih hóu!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2014. All rights reserved.