belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Signos como lenguaje

Los hombres han creado los idiomas con el objeto de poder comunicarse. También las personas sordas o con problemas auditivos poseen una lengua propia. Se trata de la lengua de signos, el lenguaje básico de las personas sordas. Se forma a partir de la combinación de signos. Así, es una lengua visual o, más bien, "visible". ¿Es la lengua de signos una lengua universal? No, también en relación con los signos o señas existen diferentes lenguas nacionales. Cada país tiene su propia lengua de signos. Una lengua de signos estará condicionada, entonces, por la cultura de su respectivo país, ya que las lenguas se originan siempre a partir de la cultura. Así sucede también con las lenguas que no son habladas. A pesar de lo dicho, sí que hay un lenguaje de signos internacional. Pero sus signos son algo más complicados. Además, las lenguas de signos nacionales se asemejan. Muchos signos son icónicos. Denotan la forma de los objetos que representan. La lengua de signos que está más difundida es la American Sign Language. Las lenguas de signos son idiomas en el pleno sentido de la palabra. Tienen su propia gramática. Ésta se diferencia de la gramática de las lenguas habladas. De hecho, en las lenguas de signos no es posible traducir palabra por palabra. Con todo, existen traductores de lenguas de signos. La información se transmite simultáneamente a través de la lengua de signos. Esto significa que un único signo puede corresponderse con una frase entera. En las lenguas de signos también hay dialectos. Las particularidades regionales tienen sus propios signos. Y cada lengua de signos posee su propia entonación. Esto significa que, con los signos, también rige lo siguiente: ¡Nuestro acento revela nuestro origen!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2014. All rights reserved.