egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Latín: ¿una lengua viva?

Actualmente, el inglés es la lengua más importante a nivel mundial. Se enseña en todo el mundo y es el idioma oficial de muchos países. En otros tiempos, el latín desempeñaba esa función. Originariamente eran los romanos quienes hablaban esta lengua. Los romanos eran los habitantes del Lacio, y Roma constituía el centro. Con la expansión del Imperio romano, el idioma se propagó. En la Antigüedad clásica, el latín era la lengua natal de muchos pueblos. Pueblos de Europa, el norte de África y Oriente Medio. Sin embargo, el latín hablado era diferente del latín clásico. Se trataba de una variedad coloquial, denominada latín vulgar. En las distintas regiones del Imperio se hablaban diferentes dialectos. Los idiomas nacionales se desarrollaron a partir de tales dialectos durante la Edad Media. Las lenguas que provienen del latín son las lenguas románicas. El italiano, el español y el portugués pertenecen a este grupo. También el francés y el rumano proceden del latín. En realidad la lengua latina nunca ha llegado a morir. Fue una importante lengua comercial hasta el siglo XIX. Y se mantuvo como el idioma que hablaba la gente culta. Para la ciencia, el latín continúa siendo una lengua muy importante, pues muchos conceptos técnicos tienen raíz latina. Asimismo, en escuelas y colegios de nuestra época se estudia el latín como si fuese una lengua extranjera. Y algunas universidades exigen conocimientos de latín. De modo que el latín no ha muerto, aun cuando haya dejado de hablarse. Desde hace algunos años, el latín experimenta incluso una especie de resurgimiento. El número de personas que quieren aprender latín se ha incrementado en los últimos años, porque todavía es visto como una clave para entender la lengua y la cultura de numerosos países. Así pues: ¡ánimo con el latín! Audaces fortuna adiuvat: ¡la fortuna ayuda a los audaces!

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.