egypt
AR
belarus
BE
bulgaria
BG
bangladesh
BN
bosnia
BS
spain
CA
czech_republic
CS
germany
DE
greece
EL
usa
EM
great_britain
EN
esperanto
EO
spain
ES
estonia
ET
iran
FA
finnland
FI
france
FR
israel
HE
croatia
HR
hungary
HU
indonesia
ID
italy
IT
japan
JA
georgia
KA
india
KN
south_korea
KO
lithuania
LT
latvia
LV
india
MR
netherlands
NL
norway
NN
india
PA
poland
PL
portugal
PT
brazil
PX
romania
RO
russia
RU
slovakia
SK
serbia
SR
sweden
SV
ukraine
UK
vietnam
VI
china
ZH

Alfabetos

Con los idiomas podemos comunicarnos. Le transmitimos a los otros lo que pensamos o sentimos. También la escritura cumple esa función. La mayoría de las lenguas se escriben. La escritura se forma a partir de signos. Estos signos o caracteres pueden ser diversos. Muchas escrituras constan de letras. Se llaman escrituras alfabéticas. Un alfabeto es un conjunto ordenado de signos gráficos. Estos signos se combinan según determinadas reglas para formar las palabras. A cada signo le corresponde un sonido particular. El término "alfabeto" proviene del griego. Los griegos llamaban a las dos primeras letras "alfa" y "beta". A lo largo de la historia se han utilizado muchos alfabetos diferentes. Ya hace más de 3.000 años que los hombres emplean caracteres escritos. Al principio, estos signos gráficos se consideraban símbolos mágicos. Pocas personas conocían su significado. Más tarde los signos perdieron su naturaleza simbólica. Hoy las letras no tienen significado. Solo de su combinación con otras letras se origina un sentido. Hay escrituras, como la china, que funcionan de otra manera. Escrituras cuyos caracteres muchas veces son como dibujos del concepto que representan. Cuando escribimos, codificamos nuestros pensamientos. Utilizamos signos para fijar nuestro saber. Nuestro cerebro ha aprendido a leer el alfabeto. Los caracteres se convierten en palabras, las palabras en ideas. De este modo un texto puede sobrevivir durante siglos. Y seguir siendo comprendido.

text before next text

© Copyright Goethe Verlag GmbH 2015. All rights reserved.